domingo, 28 de septiembre de 2014

animadversión


del tiempo en el que,
incapaces de apartar
la mirada del otro
se juraron amor
mi insomnio y el techo

yo,
ausente
o acaso
ahí

ahora respiro para
mantener el romance,
nocturna e inmóvil,
celestina horizontal,
que no recuerda sus rasgos,

yo,
aquí
o acaso
yo